Escritos - Writings

escritos propios

El sentir mediterráneo (Giacomo Balla)
2007. Alicante. Publicado en «Los Cinéticos». Museo Nacional de Arte Reina Sofía. Madrid.
PDF Velocita.pdf.


El sentir mediterráneo

Balla sale a la calle, a la Via Veneto, para examinar el nuevo héroe: el automóvil y ve que la vida se transforma tan rápidamente como raudamente van los automóviles de un lugar a otro o como los aviones aparecen y desaparecen del cielo. No sólo cambia todo sino que cambian una a una todas las cosas transformándose tan precipitadamente que se hacen efímeras e inacabadas. Ya que todo se mueve, repitámoslo tantas veces que logremos retenerlo, ya que todo cambia, fijémoslo una y otra vez hasta que lo olvidemos. La velocidad es tan rápida que el objeto ha desaparecido y sólo podemos percibir las huellas que en forma de triángulos, remolinos o semicírculos quedan suspendidas en el ambiente, apenas un rastro de lo sucedido. Lo que permanece no son los objetos sino la acción. El espacio remite al tiempo.

En Espansione dinamica + velocitá los semicírculos, triángulos, líneas y remolinos se repiten siguiendo una cadencia reiterativa que refuerza la sensación de velocidad. Como en el resto de la serie estas formas mantienen una trabada relación que compone estructuras de repetición. La paleta es de unos pocos colores oscuros y tenebrosos que transmiten el sonido de los motores pero también la dureza de la vida moderna en una continua y acelerada agitación.

La representación del movimiento, que los coches, aviones y las máquinas convertían en "velocità" y en ruido, la adecuación de los temas a la actualidad o el cargar emocional y conceptualmente los cuadros son premisas futuristas que Balla comparte con Boccioni, Carrà o Severini pero liberar el tema de su representación figurativa para plasmarlo en su abstracción geométrica y someterlo a una estructura de repetición es un paso de una enorme envergadura que le pertenece casi en solitario. Las velocitàs son, junto con sus coetáneas compenetrazioni iridescenti, la primera manifestación en el arte occidental de una abstracción geométrica basada en las estructuras de repetición. Son pinturas que amplían nuestra visión, nuestro conocimiento y nuestras emociones al llenar de incertidumbre y de movimiento, la firme previsión geométrica mostrando que los principios más estables, como los geométricos, también están sujetos al mundo efímero de las sensaciones, al sentir mediterráneo.

Teresa Lanceta Aragonés, Alicante, enero 2007